Invierno: ¿cuándo acudir a un Servicio de Urgencia?

Bienestar y Vida Sana

Temas: portada red salud

En esta época es común el aumento de enfermedades respiratorias y, muchas veces, le damos carácter de urgente a los síntomas. Sin embargo, la mayor parte de las infecciones respiratorias de las vías superiores se presentan de manera leve, son autolimitadas y solo requieren tratamiento sintomático como analgésicos o descongestionantes, sumado a la ingesta  de mucho líquido y reposo.

Estas medidas ayudan a evitar la saturación de los Servicios de Urgencia por síntomas que pueden ser tratados en consultas médicas, agendadas con anticipación. También permiten darle prioridad y oportunidad a los casos realmente graves, y evitar el riesgo de adquirir nuevos contagios.

Sin embargo, existen algunos signos de alarma  que no deben ser pasados por alto y que requieren atención inmediata en alguno de los Servicios de Urgencia de nuestras nueve clínicas.

Síntomas de Urgencia:

  • Decaimiento y/o rechazo alimentario importante en un niño pequeño.
  • Fiebre alta, que no cesa.
  • Tos que dificulta la actividad diaria.
  • Signos de dificultad respiratoria: respiración rápida, agitación, hundimiento de costillas, aleteo nasal, estridor  al respirar en reposo.
  • Cambios en la coloración de la piel.
  • Alteración de la conciencia.
  • Vómitos.
  • Diarrea repetida y abundante.

 

Es importante que consideres que los Servicios de Urgencia no atienden por orden de llegada, sino que por nivel de gravedad. Para determinar cada caso, al ingresar al servicio, por normativa, el paciente es evaluado por personal de salud. Este sistema de categorización se llama Triage.

 

 

C1
C2
C3
C4    
C5