8 motivos de Consultas de Urgencia en invierno

Desórdenes y Enfermedades

Temas: portada red salud

Las bajas temperaturas + la  menor  ventilación de las casas + la  alta  circulación de  virus  respiratorios  como  el Sincicial, el de Influenza y el de  Parainfluenza, entre otros, son la combinación perfecta  para el desarrollo de enfermedades respiratorias altas. Además, este año podría ser más  complicado si agregamos el ya conocido Covid-19.

Los virus respiratorios de invierno se transmiten a través de las gotitas que eliminamos al hablar, estornudar  o toser, y también a través de  las manos. Por ello es que sirven las mismas medidas de higiene recomendadas para detener el contagio del Covid-19:

  • Lavar con frecuencia las manos.
  • Usar un pañuelo desechable o el antebrazo para estornudar o toser.
  • Mantener distanciamiento físico y aislar al paciente enfermo en la casa.

La mayor parte de las infecciones respiratorias altas se presentan con síntomas leves como tos, estornudos, congestión nasal y decaimiento; y la recomendación es acudir a una consulta médica para evitar cuadros más complejos. 

En estos casos,  la mayoría de las veces, el tratamiento se concentra en reducir los síntomas, a través de la administración de analgésicos o descongestionantes, sumado a la ingesta  de mucho líquido y reposo.

En otras ocasiones, las infecciones respiratorias se presentan de manera más compleja, por lo que siempre hay que estar alerta a ciertos signos de alarma que requieren atención médica inmediata en un Servicio de Urgencia.

8 motivos para ir a Urgencias en invierno

  • Fiebre alta.
  • Tos que dificulta la actividad diaria.
  • Signos de dificultad respiratoria: 

Respiración rápida, 
Agitación
Hundimiento de costillas
Aleteo nasal.
Ruidos  al respirar en reposo.

  • Cambios en la coloración de la piel.
  • Decaimiento y/o rechazo alimentario importante en un niño pequeño.
  • Alteración de la conciencia (somnolencia excesiva)
  • Vómitos.
  • Diarrea repetida y abundante.

Es importante que consideres que un Servicio de Urgencia no atiende por orden de llegada, sino que por nivel de gravedad. Para determinar cada caso, al momento del ingreso a Urgencias, el paciente es evaluado por personal entrenado en este sistema de categorización llamado Triage.