Halloween: dulce celebración

Alimentación

Temas: portada red salud

A días que se celebre la Noche de Brujas, queremos entregarte algunos consejos relacionados con los protagonistas de la fiesta, los caramelos.

El consumo recomendado de azúcar es de, aproximadamente, el 10% del total de calorías diarias permitidas. Es decir, un niño que consume 1.000 kcal/diarias podría comer hasta cinco caramelos de 20 calorías cada uno. De lo contrario, su inclusión en la alimentación habitual podría generar un aumento de peso en el pequeño.

Otro de los efectos del consumo excesivo de dulces tiene relación con la secreción de hormonas que aumentan la actividad, por lo que los niños que ingieren mucha azúcar tienen a estar más inquietos. Por otra parte, el sobreconsumo de estas golosinas puede provocar una reacción alérgica a los colorantes de estas.

Recomendaciones:

  • Explícales a los niños cuántos dulces pueden comer y el por qué no les hace bien probar muchos.

  • Convérsales a los pequeños que, en esta oportunidad, podrá comer dulces porque se trata de una fiesta.

  • Busca el equilibro; si ese día comen muchos dulces, que el resto de las comidas sean livianas, con más verduras.

  • Compensa el consumo de dulces con juegos para quemar calorías (escondida, pinta, gato y ratón, etc.)

  • Reemplaza los dulces por galletas bajas en azúcar, decoradas con motivos de Halloween.

  • Reemplaza los caramelos por paletas de helado hechas con yogurt y frutas.