Halloween: ¿Cómo cuidar los dientes de los niños?

Salud Oral y Dental

Temas: portada red salud

Octubre 2021

La fiesta de Halloween o Noche de Brujas es uno de los eventos más esperados por los niños, ya que les permite disfrazarse de sus personajes favoritos y disfrutar del dulce sabor de los caramelos.

Sin embargo, es importante que los adultos tengan en cuenta la acción de los dulces en la salud bucal, a fin de escoger las alternativas y las cantidades menos dañinas.

El azúcar refinada que contienen los dulces se convierte en alimento para las bacterias que normalmente habitan en la cavidad bucal; este proceso produce ácidos que dañan el esmalte del diente, y si se mantiene a lo largo del tiempo sin control puede provocar caries. 

La clave está en cepillar los dientes luego de comer dulces, ya que esta práctica evita que los ácidos cumplan su misión.

"Para evitar mantener la boca en un ambiente ácido que favorezca la formación de caries, es importante cepillar bien los dientes después de la ingesta de azúcar. Lo ideal es hacerlo 30 minutos después de comer dulces para permitir que el sistema se recupere del ataque ácido”, explica la Dra. María Fernanda de la Barra Aranda, odontopediatra y directora odontológica de Clínica Dental RedSalud La Dehesa.
 

5 consejos para el 31 de octubre

Si planeas sumarte a la tradición de Halloween, hay una serie de recomendaciones que puedes seguir para que el consumo de caramelos sea menos dañina, aplicable  a personas de todas las edades.

  • Prefiere dulces sin azúcar añadida.
  • Evita comer caramelos entre las comidas principales.
  • Evita las galletas y los masticables, ya que son de difícil remoción y permanecen más tiempo adheridos a la superficie de los dientes.
  • Opta por el chocolate, no se pegan mucho a los dientes y hay opciones con poca azúcar.
  • Ten cuidado con los caramelos ácidos, ya que son los más dañinos para la salud bucal porque bajan el pH de la boca y favorecen el trabajo de las bacterias cariogénicas.
  • Toma agua, ojalá fluorada.

¿Cuándo ir al odontopediatra?

Los controles con el odontopediatra se adaptan al riesgo de cada niño o niña, en general debieran acudir 2 veces al año, a partir de la erupción del primer diente de leche. No obstante, hay síntomas que requieren acudir al odontopediatra antes del próximo control:

  • Dolor de dientes, encías o incluso mandíbula. “Si duelen los dientes o muelas, probablemente la causa sea una caries o un golpe o traumatismo”, explica la doctora de la Barra.
  • Encías enrojecidas, inflamadas o que sangran. Estos signos podrían ser alerta de gingivitis.
  • Lesiones en las piezas dentales.
  • Mal aliento o boca seca, cuadros que alertan de un posible problema bucodental o patologías del sistema digestivo.
  • Heridas en la boca o lesiones que levanten sospecha de infección.

 

ODONTOPEDIATRIA
Contamos con odontopediatras especialistas en la prevención y cuidado de la salud bucal de los más pequeños.