Ataques de vesícula: ¿se pueden prevenir?

Desórdenes y Enfermedades

Temas: portada red salud

Si consideramos que uno de los factores de riesgo más importantes para el desarrollo de cálculos de vesícula es el ayuno prolongado, una de las medidas preventivas clave es No saltarse comidas. Mantener horarios de alimentación diarios podría evitar su aparición y con ello los ataques de vesícula.


¿Qué son los cálculos de vesícula?
Los cálculos de vesícula son el endurecimiento de la bilis (líquido producido por el hígado para digerir las grasas) que se encuentra en la vesícula. Estas especies de piedrecillas pueden variar su tamaño, algunos son pequeños como granos de arena y otros más grandes como pelotas de golf; su composición es principalmente de calcio, sales biliares y colesterol.


¿Cuáles son los síntomas de los cálculos de vesícula? 
Los cálculos de vesícula, en ocasiones, son asintomáticos, es decir no producen síntomas. Sin embargo, si se alojan en algún conducto biliar y lo bloquean, pueden provocar ataques de vesícula:

•    Dolor intenso y repentino en la boca del estómago, que se extiende por minutos u horas.


Otros síntomas a considerar son:
•    Ictericia, color amarillento de la piel
•    Náuseas y vómitos.


Para determinar el tratamiento más efectivo, la clave es que, frente a alguno de los síntomas antes señalados o a la combinación de ellos, consultes con especialista. En RedSalud contamos con gastroenterólogos y cirujanos digestivos especialistas en cálculos de vesícula. 


En virtud de los síntomas, una alternativa de tratamiento es la realización de una Colecistectomía.