Circuncisión

Circuncisión

Circuncisión, tratamiento quirúrgico para la fimosis

En RedSalud contamos con urólogos (adultos y pediátricos) que, en conjunto con un completo equipo clínico, acompañan al paciente antes, durante y después de la cirugía, en un ambiente de contención y seguridad.

 

¿Qué es la Circuncisión?

La circuncisión es el tratamiento quirúrgico para la fimosis, cuadro definido como la dificultad o incapacidad para que el prepucio (tejido que recubre al pene) se retraiga por detrás del glande. La fimosis se puede presentar a cualquier edad y responde a causas congénitas o adquiridas. Incluso, en la edad adulta puede ser la primera evidencia de Diabetes u otras enfermedades.

La circuncisión consiste en extirpar el prepucio, al menos en la porción que produce la estrechez. Es una cirugía ambulatoria*, es decir, requiere desde unas horas hasta un día de hospitalización.

*Consulta con tu médico si eres candidato a la modalidad Cirugía en el Día.

Tipos de Circuncisión

Circuncisión radical

Esta cirugía implica la extracción completa del prepucio. El glande queda totalmente descubierto.

Circuncisión parcial

Esta cirugía conserva, de manera parcial, el prepucio; sin ser obstructivo. El glande queda parcialmente cubierto por el prepucio.

¿Cuándo es necesaria la circuncisión?

En ocasiones, el grado de estrechez requiere de una intervención quirúrgica para evitar o tratar complicaciones:

  • Presencia de dolor e irritaciones frecuentes del prepucio o glande.
  • Parafimosis (el prepucio se queda detrás del glande y no puede volver a su posición normal).
  • Prevención del virus del papiloma humano.
  • Mejor higiene en determinados casos.

Consejos pre y post operatorios

Antes de la circuncisión

  • Realizar exámenes de rutina

Después de la circuncisión

  • Tomar analgésicos indicados por el médico.
  • Mantener curaciones de fácil realización en la casa.
  • Asistir a control por cirujano hasta tener la debida cicatrización, que toma tiempo variable según la edad.
  • Mantener abstinencia sexual, en el caso de pacientes sexualmente activos.
  • Evitar realizar esfuerzos para evitar posibles traumas.
  • Acudir a control en la fecha indicada por el médico.