Luis Torres: "Me instalaron un dispositivo que me ha salvado la vida"

Luis Torres: "Me instalaron un dispositivo que me ha salvado la vida"

 

Hace más de dos décadas, en pleno partido de fútbol, el corazón de Luis Torres (70) avisó que algo no andaba bien. “ Sentí un dolor muy fuerte y tuve que afirmarme del arco para poder mantenerme en pie”, recuerda el profesor de Física y Matemáticas. Esa fue la primera señal de que el paciente sufría una insuficiencia cardiaca severa; es decir, su corazón no podía bombear sangre rica en oxígeno al resto del cuerpo de forma adecuada.

Durante años, el tratamiento de Luis se enfocó en la administración de distintos fármacos y controles médicos, hasta que un simple resfrío hizo que terminara en el Servicio de Urgencia de Clínica RedSalud Vitacura.

Después de evaluar su caso, el equipo de Cardiología de Clínica RedSalud Vitacura llegó a la conclusión de que lo más recomendable para Luis era un implante de desfibrilador-resincronizador cardíaco. 

Se trata de “ un procedimiento de alta complejidad en el que se instala un sofisticado dispositivo al paciente con el propósito de estimular el corazón, detectar arritmias y tratar de inmediato la muerte súbita arrítmica y tratar la insuficiencia cardiaca”, explica el doctor Rodrigo Isa, cardiólogo de Clínica RedSalud Vitacura.

Este dispositivo es el que ha salvado mi vida; es un desfibrilador que regula la función de mi corazón”, explica Luis, mientras señala una especie de caja, sensible al tacto, en su zona torácica. Y agrega, “ hoy mi corazón no funciona a su máxima capacidad, pero sigo con ganas de hacer cosas”.

Actualmente, Luis dedica sus días a pasear por la localidad de Melipilla, donde vive; a sus funciones como presidente de un Club Deportivo y como secretario de la Junta de Vecinos. 

Tener controlada su insuficiencia cardiaca lo mantiene tranquilo, además se siente seguro con el equipo médico que tiene en Clínica RedSalud Vitacura. “ Mi salud la dejo en manos de la Clínica, ahí ya todos me conocen: voy a mis controles con el doctor Isa o hasta por un simple resfrío”, cuenta con agradecimiento.