Histerectomía

Histerectomía

Histerectomía, cuando es necesario sacar el útero

En RedSalud contamos con gineco-obstetras especialistas en salud femenina y patologías uterinas que, en conjunto con un completo equipo clínico, acompañan a las pacientes, antes, durante y después de su cirugía ginecológica u obstétrica.

 

¿Qué es la Histerectomía?

La Histerectomía es una intervención quirúrgica en la que se extrae el útero. La Histerectomía consiste en sacar el útero de manera total, o subtotal cuando se deja el cuello del útero. La cirugía también puede considerar la extracción de los ovarios en algunos casos.

La Histerectomía es una cirugía que requiere entre 1 y 4 días de hospitalización, según la técnica utilizada.

Tipos de Histerectomía

Según la técnica utilizada

Cirugía tradicional

Se realiza una incisión en la pared abdominal para realizar el procedimiento.

Cirugía laparoscópica

Por medio de la técnica laparoscópica, se introduce un trocar a través del ombligo con una cámara y dos trocares laterales más pequeños para realizar la intervención.

¿Cuándo es necesaria la Histerectomía?

Las indicaciones para realizar una Histerectomía, las podemos dividir en ginecológicas y obstétricas (embarazadas):

Indicaciones ginecológicas

  • Presencia de miomas uterinos sintomáticos.
  • Desarrollo de hemorragias uterinas que no ceden con ningún tratamiento.
  • Diagnóstico de cánceres uterinos, en el cuello o cuerpo uterino.
  • Diagnóstico de prolapso genital severo.
  • Enfermedad inflamatoria pélvica severa.
  • Endometriosis severa.

Indicaciones obstétricas

  • Diagnóstico de inercia uterina incontrolable.
  • Enfermedad trofoblástica maligna.
  • Rotura uterina.

Consejos pre y post operatorios

Antes de la Histerectomía

  • Realizar exámenes preoperatorios, incluido un electrocardiograma en pacientes mayores de 40 años.
  • Realizar ayuno previo de ocho horas.

Después de la Histerectomía

  • Seguir indicaciones médicas.
  • Administrar analgésicos, según indicación médica.
  • Retomar la alimenación de manera precoz.
  • Realizar deambulación temprana para disminuir riesgo de tromboflebitis (coágulos sanguíneos).
  • Asistir a control post operatorio.