Verano: ¿cómo prevenir la deshidratación?

Bienestar y Vida Sana

Temas: portada red salud

 

La deshidratación corresponde a la pérdida en exceso del líquido corporal, es decir, cuando esta supera la cantidad de líquido ingerido. Pero, ¿cómo reconocer un cuadro de deshidratación?

Síntomas en bebés y niños: 

  • Fiebre alta.
  • Resequedad de boca y lengua.
  • Somnolencia recurrente.
  • Más de tres horas sin mojar el pañal.

 
Síntomas en adulto:

  • Menos sudoración de la habitual.
  • Orina oscura.
  • Piel seca
  • Sensación excesiva de sed.
  • Sensación de cansancio.
  • Resequedad de boca y lengua.
  • Otras señales más graves de deshidratación podrían ser:
  • Ausencia de orina.
  • Desmayos
  • Mareos
  • Respiración acelerada.
  • Sensación de ahogo.
  • Taquicardia.

¿Qué hacer frente a estos síntomas?
Deshidratación leve: ingerir bebidas isotónicas (deportivas), idealmente sin azúcar, ayuda a la recuperación.
Deshidratación grave: consultar en un servicio de urgencia para el reemplazo de líquidos y electrolitos perdidos.
 
¿Cómo prevenirla? 

  • Mantener una hidratación adecuada todos los días: agua natural, infusiones o líquidos sin endulzar.
  • Evitar el consumo excesivo de café, bebidas azucaradas y bebidas alcohólicas.
  • Aumentar la hidratación, por al menos tres horas después de la actividad física diaria.