Consejos para lograr una higiene dental adecuada

Salud Oral y Dental

Temas: portada red salud

En ocasiones, el ritmo del día a día impide que dediques el tiempo adecuado a la higiene dental; en palabras simples, se hace a la rápida, situación que podría implicar una serie de equivocaciones en el cepillado.

Para revertir esta situación, el Dr. Oscar Asmurú, Director Odontológico del Centro Dental de RedSalud Independencia, entrega unas algunos consejos para lograr un cepillado dental exitoso.

 No te cepilles justo después de comer.
La recomendación es realizar el cepillado dental, al menos, 15 minutos después de comer. Esto permite que el pH bucal retome sus niveles normales, ya que después de la ingesta de alimentos se vuelve ácido.

 Con 2 ½ minutos de cepillado, basta.
La duración del cepillado dental también es clave para su éxito. El tiempo que se requiere es menor al que puedes pasar mirando el celular y los beneficios que entrega son mucho mayores. Con sólo dos minutos y medio, podemos prevenir la aparición de mal aliento, gingivitis y otros problemas que, a la larga, son muy dañinos.

 Visita al dentista con regularidad.
Para mantener una salud bucal adecuada debes realizarte controles dentales con regularidad, idealmente cada seis meses, y no solo cuando exista dolor o complicaciones. 

En RedSalud contamos con odontólogos especializados en todas las áreas para cuidar tu salud bucal, agenda tu hora:

                                     


 Usa de manera correcta pastas y cepillos.
La pasta de dientes es un colaborador del cepillado y por eso debe usarse en la porción y posición correctas. Se sugiere usar una cantidad similar a la de una lenteja y ponerla de forma perpendicular al cepillo, no a lo largo.

En cuanto al cepillo, la recomendación es no mojarlo. Esta técnica solo aumenta la espuma, pero no maximiza los efectos de la pasta dental; además reblandece las cerdas del cepillo, lo que dificulta el movimiento de arrastre que se debe producir.

 No reemplaces el cepillado por chicles o pastillas.
Cambiar el cepillado de dientes por chicles o pastillas, sobre todo si es para disimular el mal aliento, es un error. Si la halitosis deriva de un problema bucal, la única forma de eliminarla es atacar las bacterias a través de la higiene: mejorar el cepillado, usar hilo dental y/o utilizar medicamentos recomendados por el dentista.

 Cambia tu cepillo de forma periódica.
El promedio de duración de un cepillo dental es de tres meses, sin embargo, según el uso que le da cada persona este tiempo puede variar. Una señal para este cambio es ver que las cerdas del cepillo están muy abiertas o dobladas.