Cáncer Cervicouterino: 3 claves para la prevención y detección temprana

Mujer

Temas: portada red salud

 

El Cáncer Cervicouterino es el cuarto tumor maligno más frecuente en la mujer, a nivel mundial. En 2018 se detectaron más de 500 mil nuevos casos.  
 
El responsable de su aparición es principalmente el Virus Papiloma Humano (VPH), que corresponde a la infección de transmisión sexual más común. 
 
Existen más de cien tipos de Virus Papiloma Humano (VPH), de los cuales, al menos, 14 son de alto riesgo; es decir, aumentan las posibilidades de desarrollar enfermedades como, por ejemplo, cánceres anal, vulvar, vaginal y orofaríngeo, aunque el más frecuente es el Cáncer Cervicouterino. La aparición de verrugas genitales son otra consecuencia del Virus Papiloma Humano, pero en sus versiones menos riesgosas.
 
En este escenario, es fundamental que visites a un ginecólogo, al menos, una vez al año, para que te haga un chequeo completo de tu salud.

                                         
 
Las 3 claves
 
Vacunación:
 
La recomendación más relevante para prevenir el VPH y, por consecuencia, el Cáncer Cervicouterino, es la vacunación. En Chile, la vacuna para el VPH está dentro del Programa Nacional de Inmunización y se administra en dos dosis, con una distancia de 12 meses.
 
La vacunación no sustituye las pruebas de detección temprana de Cáncer Cervicouterino, clave para optar a un tratamiento oportuno y efectivo.
 
Prevención:
 
El desarrollo de un Cáncer Cervicouterino deriva casi en un 100% del Virus Papiloma Humano, el cual se transmite, principalmente, por vía sexual. Sin embargo, el contacto directo piel con piel de la zona genital también es considerado como un medio de contagio. En este escenario, el uso de preservativo también es fundamental.
 
 
Detección temprana:
 
Los especialistas recomiendan realizarse el Papanicolau (PAP), una vez al año, desde el inicio de la vida sexual. Se trata de una prueba que analiza una muestra de las células del cuello uterino para determinar la presencia de cáncer o lesiones precancerosas.